Suscríbete

Deseo, desinhibición y erotismo, el lado candente de las noches capitalinas

Bogotá es una de las capitales más grandes de América Latina, su vida nocturna y cultural se abre para todo tipo de necesidades que, más allá de la música y las luces, ofrece experiencias únicas y libres que calentarán tus noches y te llevarán a un mundo sin restricciones.

Acá no vamos a hablar de las noches donde salimos a bailar y a tomarnos un par de tragos con nuestros amigos o un ‘encarrete’, vamos a hablar de las noches que realmente le cambian el furor a las madrugadas bogotanas, donde el pudor, la pena y lo moralmente “bien visto” se quedan en casa, para permitirnos experienciar ambientes creados para satisfacer los más bajos pensamientos de nuestro ser.

A la libertad sexual no hay que tenerle miedo, ni mucho menos estigmas, nosotros somos quienes decimos qué es lo correcto y que no, eso sí, entendiendo que nuestros actos deben ser totalmente responsables con nosotros mismos.

Si en algún momento has tenido la curiosidad de conocer un Sauna, un Video Bar o asistir a sitios de Cruising y no lo haces por miedo, pena o desconfianza, te contamos que Bogotá tiene los mejores sitios de encuentro, bajo rigurosas medidas de aseo y confidencialidad que te permitirán explotar esos deseos en compañías de hombres, que al igual que tú, buscan darle libertad a las fantasías sexuales.

El Moxxxo’ es una noche de shows en vivo que se lleva a cabo en El Mozo Club Bogotá, una de las discotecas gay más grandes y concurridas de la capital colombiana, llena de licor, música y luces tenues que se entrelazan con shows en vivo de sensuales strippers, que bailan y se mueven al ritmo de los mejores hits mundiales, mientras juguetean con nuestros pensamientos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Miércoles de MOXXXO 😈

Una publicación compartida por EL MOZO CLUB Bogotá (@elmozobogota) el

En ocasiones estos shows no escatiman en la carga sexual, siendo testigos de bailes eróticos con sugestivos vestuarios, movimientos insinuantes, toques, apretones o blow jobs, elevando nuestro libido al máximo, y dejándonos más que listos para empezar a explorar esas sensaciones que salen a la luz en estas situaciones.

Para no bajarle el ritmo al impulso, encontramos a Cómplices Spa, siendo el Sauna con más recordación en Bogotá, cuenta con instalaciones aptas para la relajación y cuidado del cuerpo, así como espacios para el disfrute sexual, sitios como los cuartos oscuros son propicios para estas actividades.

Si buscas algo más desenfrenado y excitante está Angels Naked o Gigolo’s Erotic House, ofreciendo como gran atractivo, shows en vivo con tonificados hombres que estarán listos para seguir tus órdenes, si así lo deseas.

Pero, si tu apetito y ansias carnales realmente están curiosas de fetiches, cuero, sexo duro y encuentros grupales, Dark Club es el indicado para saciar esas necesidades, acompañados de espacios idóneos para cada práctica sexual, alta confidencialidad y sobre todo, el mayor interés por dejarte satisfecho, disfrutando y conociendo a personas, que al igual que tú, asumen la autonomía de la libertad sexual de formas tan diversas y tan válidas como cualquier otra.